Publicaciones Unidad Clínica

Llevo mucho tiempo tomando antidepresivos y no mejoro… ¿qué puedo hacer?

Por 11 abril, 2011 Sin comentarios

terapia-de-grupo

Muchas personas deprimidas nos han informado de que llevan años con medicación antidepresiva y sin ningún otro tipo de tratamiento y que, aunque notaron cierto alivio cuando empezaron con los antidepresivos, ha pasado tiempo y siguen sintiéndose mal y su vida apenas ha cambiado. Para muchos pacientes deprimidos el tratamiento farmacológico no es suficiente o no proporciona una solución definitiva a su problema. En muchos casos los fármacos no ayudan a tolerar mejor el sufrimiento, sino al contrario. En la mayoría de ocasiones para conseguir resolver el problema definitivamente hay que ir a la raíz, a las causas, y para ello es necesario algo más que tratar los síntomas. Sabemos que en los últimos años se está disparando de forma preocupante el consumo de antidepresivos. En España un reciente estudio alerta de un incremento del 30% en los últimos 5 años (para saber más haz clic aquí) mientras que otro estudio habla de un aumento en EE.UU. de un 400% en 15 años (haz clic aquí para saber más sobre este estudio). En este último estudio más de la mitad de pacientes  que toman antidepresivos lo hacen desde hace más de 2 años. La paradoja es que si los fármacos fueran eficaces la gente dejaría de tomarlos. Parece que hay una tendencia a “medicalizar” el sufrimiento humano, a considerar como una enfermedad el sufrimiento y la profunda tristeza que a veces forman parte de la vida. Ante la falta de recursos en atención primaria se opta por soluciones rápidas, en lugar de ofrecer a las personas recursos y apoyo psicológico para que aprendan a hacer frente al dolor emocional y a los problemas de la vida.

Una terapia psicológica puede ser necesaria en muchos casos para poder superar la tristeza o la depresión definitivamente. Con frecuencia la persona sale fortalecida tras el tratamiento. Porque el tratamiento psicológico puede ayudar al paciente a descubrir lo que le llevó a deprimirse, y lo que ha aprendido para salir adelante en situaciones como la que originó la depresión le sirve también para afrontar circunstancias similares en el futuro. La Terapia de Aceptación y Compromiso está avalada científicamente y está resultando de gran utilidad a muchos pacientes. Les ayuda a “levantarse”, a ponerse de nuevo en marcha y a “cargar con el peso que les ha tocado llevar” y a descubrir nuevos motivos (o redescubrir que siempre fue importante) para seguir adelante.