Durante una entrevista de 2009, le formularon a E. Galeano la siguiente pregunta: “En alguna parte dijiste que te caes y te levantas varias veces al día. Yo, en cambio, no sé cómo levantarme cuando tropiezo. ¿Cómo lo haces?”. A lo que el escritor contestó: “Si me caí es porque estaba caminando. Y caminar vale la pena, aunque te caigas”.

Las caídas, los fallos… son inherentes a cualquier camino valioso que uno desee emprender y solo estando abierto a la posibilidad de cometer errores es como uno puede avanzar en ese camino. En el Instituto ACT sabemos que para llegar a ser un buen terapeuta contextual uno de los hitos que habrás de atravesar será el de darte permiso para equivocarte y, aún más importante, el de darte la oportunidad de que otros con más experiencia te señalen esa piedra con la que has tropezado o ese paso el falso que diste y propició la caída. Por ello, en el MÁSTER EN TERAPIAS CONTEXTUALES DEL INSTITUTO ACT contarás con un equipo de profesionales que, con el mayor interés y amor posibles, te ayudará a aprender las habilidades que necesites desarrollar en cada momento de tu formación a través, también, de estas caídas. Si lo eliges, estamos deseando acompañarte, paso a paso, en esta trayectoria que hemos diseñado para ti. ¿Quieres saber más sobre este hito? Continúa aquí:

Cuando las palabras no alcanzan